Pensamiento creativo

Generalmente se denomina creativos a aquellas personas con habilidades artísticas, o a aquellos profesionales vinculados con el arte, el diseño, el cine, los juegos o la música. Actualmente, las empresas, para abrirse paso en un mundo altamente competitivo, necesitan destacar, ofreciendo a sus clientes productos y servicios diferentes a la competencia, y, para ello, necesitan innovar. ¿Qué diferencia existe entre creatividad e innovación?

“Uno de los principales factores determinantes del éxito de las empresas en el mercado cambiante actual, es la capacidad para innovar, adaptar y explotar las nuevas tecnologías y modelos de negocio. Una política
que apoya y fomenta la innovación y ayuda a las empresas en la UE para competir a nivel mundial es esencial para las perspectivas de crecimiento de la UE.”
Conference “A better framework for innovation” – Co-organised by BusinessEurope, ERT and ERF in cooperation with VNO-NCW and the Dutch Presidency of the EU.

La innovación es la implementación de algo diferente o nuevo, un proceso al que se llegar a través de la creatividad, o, como redescubrir ese algo ya existente, para que vuelva a renacer, a captar la atención y convertirse en un valor para la sociedad.

“Creativity is about coming up with the big idea. Innovation is about executing the idea — converting the idea into a successful business.”
Vijay Govindarajan, author of The Three Box Solution: A Strategy for Leading Innovation (HBR Press, April 2016).

https://hbr.org/2010/08/innovation-is-not-creativity
Harvard Business Publishing (HBP)

Alargaríamos la reflexión razonando sobre si el ser humano tiene, o no, la capacidad de crear o únicamente de modificar lo ya existente,  pero deteniéndonos en el cambio, en la renovación, podríamos decir que algo, ya existente, puede modificarse hasta el punto de convertirse en algo totalmente nuevo, y lo que lo convierte en un éxito, el valor y la mejora que se genera tras ello.

Una de las cuestiones, más argumentadas en educación, es cómo fomentar la creatividad en las escuelas, y la importancia de potenciar, entre los estudiantes, el #pensamiento creativo que impulse la innovación, para una mejora continua de nuestras vidas, desde el punto de vista físico, social y emocional.

Pero un pensamiento creativo nace de la exploración, la investigación, el inconformismo, la crítica.

¿Está la escuela preparada para aceptar los diferentes puntos de vista que genera el debate? ¿A mantener el diálogo, a pesar de la polémica que puede manifestarse? Estimular a los estudiantes a pensar y expresarse con criterio propio,  puede provocar una controversia entre ellos y los docentes, que cree tensión y obstáculos para expresar con libertad ideas y opiniones diferentes, y ponga a prueba a los profesores a la hora de replantearse sus propios juicios de valor y creencias.

El proceso de avanzar hacia una escuela con alumnos capaces de reflexionar por ellos mismos, a tener un enfoque propio, a aceptar las diferencias, a expresarse sin miedo, con libertad, con capacidad de criterio, con sensatez,  prudencia, madurez, tolerancia y respeto, es un proceso recíproco, que no sólo se ha de plantear la educación desde el lado del estudiante, como si se diera por hecho que el profesorado y la comunidad educativa ya ha alcanzado ese desarrollo.

Para enseñar a los alumnos a desarrollar un #pensamiento creativo, se ha de crear un marco abierto a la comunicación bilateral.  Para favorecer la creatividad se han de abrir caminos que los estudiantes puedan explorar y experimentar. De la interacción surgirán nuevas vías a recorrer, que a su vez conducirán a nuevas direcciones y enfoques creados por ellos mismos.

Se trata de que los alumnos puedan ir probando, opinando, interpretando aquello que van encontrando, a la vez compartiendo con los demás, inspirándose en los otros, inspirando a los demás, creciendo con los propios descubrimientos y con los generados por su entorno.

Abrir la mente a diferentes posibilidades les hace creativos y les hace mejores, no sólo a ellos sino a todos los que compartimos ese aprendizaje, en un proceso mutuo, constante y en continuo cambio.

Hay una charla TED de Sir Ken Robinson que no habla directamente de innovación o de creatividad, pero sí de sueños, de los talentos y habilidades de cada uno. Es un comienzo perfecto para comprender mejor porqué deberíamos fomentar la imaginación, y el paradigma creativo en las escuelas.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies